Salud

SATSE C Valenciana denuncia deficiencias en los centros de transfusión

El Sindicato de Enfermería denuncia importantes deficiencias en los Centros de Transfusión de la Comunidad Valenciana que afectan a las enfermeras y el resto de personal, como es que desde hace tiempo se tienen que desplazar en taxi después de que la Guardia Civil constatara, en un control rutinario, que un vehículo del Centro superaba los 3.500 kg. de masa máxima autorizada, el peso máximo que puede alcanzar un vehículo, incluyendo la carga, el combustible, el conductor y los pasajeros.
enfermeras con ordenador y mascarillas

Desde el episodio de la Guardia Civil, la Dirección de los Centros decidió que el personal acudiera a las donaciones en taxi, la mayoría de las veces en un solo taxi hasta cinco trabajadores y el taxista -a pesar de que el número máximo de personas autorizadas es cuatro-, y en muchas ocasiones sentados en incómodos asientos supletorios, incluso en desplazamientos bastante largos.

El Sindicato de Enfermería espera que la Dirección del Centro de Transfusión cumpla su compromiso de poner 11 vehículos y 8 conductores a disposición del personal del Centro, que su utilizarán, prioritariamente, para las donaciones de sangre en localidades alejadas de los Centros y que solo se utilice el servicio de taxi para los trayectos cortos.

Camillas que se cierran durante el uso

Otro problema es que las camillas recientemente compradas, a pesar de que la ficha técnica para su uso hospitalario es correcta, tienen un sistema de plegado muy débil que ha provocado algún accidente por caída de los donantes durante su uso. También tienen algunas aristas cortantes, lo que las hace todavía más inservibles, por lo que han sido retiradas y la Dirección se ha comprometido a no volver a utilizarlas y ha decidido volver a utilizar las antiguas mientras que se ha iniciado la licitación de nuevas camillas.

Sin cobrar las dietas en todo el año

El pago de las dietas va con retraso entre el personal del Centro de Transfusión dado que se ha cambiado el programa informático de la Conselleria que las gestiona, de manera que hay trabajadores que han cobrado las dietas de 2023 pero no las de 2024, y otros que les ha faltado diciembre de 2023 y enero 2024, algo que la Administración si se ha comprometido a solucionar este mismo mes.

 

Notas de prensa relacionadas