Sin matronas, la salud de las mujeres madrileñas está desatendida

05 mayo 2021

La mayoría de la población femenina de la Comunidad de Madrid no tiene acceso a la profesional sanitaria, la matrona, encargada de su salud sexual, reproductiva y maternal. En los centros de salud, cada matrona, ha de cuidar a 19.536 mujeres, cifra totalmente desproporcionada e imposible de asumir.

La salud reproductiva y sexual de las mujeres en la Comunidad de Madrid está en entredicho ante la falta de las enfermeras/os especialistas que se ocupan de esta labor: las matronas.

En nuestra región, cada matrona en Atención Primaria ha de ocuparse de 19.536 mujeres, cifra inasumible por lo que muchas mujeres no tienen acceso real a estas profesionales sanitarias que se ocupan no solo del parto sino también de la salud sexual, de la salud reproductiva o maternal y del climaterio.

Bajo el lema ‘Matrona, especialista en cuidar de la mujer’, el Sindicato de Enfermería, SATSE, en Madrid quiere poner el foco en la amplia diversidad de funciones y competencias que tienen las matronas y matrones. “Lamentablemente, y la falta de plantillas tiene la culpa, persiste la percepción errónea en un amplio número de personas de que las matronas y matrones se limitan a ayudar a las mujeres a ser madres y poco más. Su labor es mucho más extensa pero el hecho de que su número sea muy limitado y muchas mujeres no hayan acudido nunca a esta enfermera especialista extiende esta errónea percepción”, explican desde SATSE Madrid.

Las matronas son una parte imprescindible en la salud de las mujeres, tanto desde el inicio de la edad fértil como cuando llega el climaterio. En la plantilla del Sermas de Primaria, los centros de salud, solo hay 181 matronas a pesar de que hay 262 centros. “Esto quiere decir, añaden, que cada matrona ha de ocuparse de la salud reproductiva o sexual de más de 19.500 mujeres. Lo lógico es que hubiera, al menos, una matrona por centro de salud y turno por lo que desde SATSE Madrid se reclama la contratación de más de 350 enfermeras con la especialidad Obstétrico-Ginecológica solo para este ámbito asistencial”.

El hecho de que una gran parte de la plantilla de matronas del Sermas sea eventual o interino (más del 57% de las matronas) y, por lo tanto, no tenga una estabilidad laboral también perjudica gravemente la calidad de los cuidados ofrecidos. “La movilidad es alta ya que muchas matronas y matrones optan por emplearse en otras Comunidades donde las retribuciones son más altas y las condiciones laborales son mucho mejores que las que se ofrecen en el Sermas. La última OPE del Servicio Madrileño de Salud (Sermas) sigue sin resolverse a pesar de que hace ya más de 2 años que se celebró el examen y que no crea plazas nuevas, solo estabiliza empleo”.

Para SATSE es imprescindible la creación de nuevos puestos de matrona ya que de nada sirve que se formen en nuestra Comunidad si luego deben emplearse en otras regiones. En cada convocatoria EIR (Enfermeras Internas Residentes) se convocan plazas que se forman en hospitales y centros de salud de Madrid y que, al final, terminan trabajando en otras Comunidades debido a la desidia de los responsables sanitarios regionales y a la falta de oportunidades para desarrollar una profesión para la que se han estado formando y estudiando durante dos años.