SATSE reclama agilidad, eficacia y coordinación para que el RD de temporalidad “no caiga en saco roto”

27 julio 2021
Oposiciones en tiempos del COVID 19

El Sindicato de Enfermería subraya la urgente necesidad de que los procesos de estabilización que ya estaban convocados se resuelvan sin más retrasos y que las nuevas Ofertas Públicas de Empleo (OPE) sean aprobadas con celeridad. 

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha trasladado hoy al Ministerio de Sanidad que ha comenzado ya la “cuenta atrás” para llevar a la práctica en el sistema sanitario el Real Decreto-Ley sobre la temporalidad, por lo que ha reclamado agilidad, eficacia y una óptima coordinación entre todas las administraciones para lograr que cuatro de cada diez enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas no sigan sufriendo una permanente situación de precariedad e inestabilidad laboral.

En el marco de la reunión del Grupo de Trabajo sobre Temporalidad del Ámbito de Negociación del Ministerio de Sanidad, el Sindicato de Enfermería ha insistido ante los representantes del Ministerio de Sanidad que se han de acometer con gran celeridad los cambios correspondientes en la Ley del Estatuto Marco del personal estatutario de los servicios de salud para cumplir el plazo de un año que establece el RD recientemente aprobado por el Gobierno.

Al respecto, SATSE ha pedido que los trabajos para modificar el Estatuto Marco se acometan cuanto antes y que no se espere a que culmine la tramitación del Real Decreto como Proyecto de Ley. Aspectos que hay que cambiar son los relativos a las medidas de control ante el uso abusivo del personal eventual; la definición de las plantillas orgánicas para detallar todas y cada una de las plazas existentes y su situación, así como las indemnizaciones al personal temporal o los concursos de traslados, destaca.

Entre otras propuestas reiteradas por SATSE en el encuentro con el Ministerio de Sanidad destaca la urgente necesidad de que los procesos de estabilización que ya estaban convocados se resuelvan sin más retrasos y que las nuevas Ofertas Públicas de Empleo (OPE) sean aprobadas con celeridad y resueltas las convocatorias dentro de los plazos establecidos.

En este sentido, el Sindicato recuerda que 14 autonomías no han convocado nuevas Ofertas Públicas de Empleo (OPE) para dar estabilidad a sus plantillas de enfermeras, enfermeras especialistas y fisioterapeutas. En la actualidad, solo hay convocadas en tres comunidades autónomas, como son Andalucía, Castilla-La Mancha y Comunidad Valenciana, además de en Ceuta y Melilla.

“Tras el fracaso que supuso el acuerdo firmado en 2017 para reducir la temporalidad en nuestro país, ha llegado el momento de que el Gobierno central y los de las comunidades autónomas lleven a la practica todas las actuaciones que venimos reclamando desde hace tiempo para que España deje de encabezar el ranking europeo de países con más temporalidad y precariedad laboral en el sector público”, apunta.

Dentro de las medidas a implementar, SATSE considera imprescindible que se establezca una convocatoria cada dos años, como mínimo, de concursos-oposición en cada servicio de salud y que éstos se resuelvan de forma ágil y eficaz para que unos no se solapen con otros. También demanda que los puestos de trabajo temporales se conviertan en estructurales cuando haya trascurrido como máximo un año y que la cobertura definitiva de estos puestos se haga en todo caso en la siguiente OPE.

Asimismo, el Sindicato reclama la implantación en todo el Sistema Nacional de Salud del Concurso de Traslados abierto y permanente, el cual está regulado solo en cinco servicios de salud; la homologación de los baremos de los concursos de traslados y los concursos-oposición, y la incentivación de los puestos de difícil cobertura, así como la elaboración de un censo real que incluya todas las plazas existentes, sin excepción, en cada autonomía y su situación en cuanto a su cobertura.

En todo caso, el Sindicato incide en que, tras los cambios de “última hora”, incluidos por el Gobierno en el Real Decreto para lograr su convalidación en el Congreso de los Diputados, estará muy vigilante de las modificaciones que vaya teniendo el texto de la norma, así como su concreción en el ámbito de la sanidad pública, con el objetivo último de que cualquier medida que se vaya a poner en marcha beneficie al conjunto de enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas afectados por el grave problema de la temporalidad.

Por último, el Sindicato recalca que “ningún responsable público, tanto a nivel estatal como autonómico, se puede poner ahora medallas por la aprobación del Real Decreto, porque es ya una realidad gracias a los pronunciamientos del Tribunal de Justicia de la UE y a que los fondos europeos que España quiere recibir en los próximos meses están condicionados a que se tomen medidas concretas y efectivas para reducir la temporalidad”.