SATSE Palencia: “La especial precariedad de las enfermeras de residencias se debe a la nula planificación de la GSS”

20 enero 2022

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Palencia denuncia la mala gestión y nula planificación de las direcciones de los centros sociosanitarios: Residencia de Mayores de Puente de Hierro y CAMP. Según los datos a los que ha tenido acceso este sindicato, a pesar de la falta de transparencia de la Gerencia, sólo en la Residencia de Mayores Puente de Hierro hay 4 profesionales de enfermería de baja y faltan de sustituir tres de ellas y una jornada reducida y sabemos que en el CAMP también.

El Sindicato de Enfermería denuncia que desde hace años no se cubren todas las bajas, ni reducciones de jornada, ni incidencias o se tarda excesivo tiempo en sustituirlas bajo la excusa manida de que “no hay gente en bolsa”, mientras a las enfermeras y enfermeros que se contrataron en la pandemia no se les renovó. Simplemente, se les dejó marchar.

La Gerencia de Servicios Sociales de Palencia elabora los calendarios de trabajo de sus profesionales en aras de resolver sus propios planes de contingencia con el único objetivo de “cubrir el expediente”, y sin tener en cuenta el bienestar de los usuarios, su grado de dependencia, necesidades y cuidados, mucho menos tienen en cuenta la salud o el bienestar de sus trabajadores.

El Sindicato de Enfermería SATSE en Palencia viene denunciando esta situación desde mucho antes de que se produjera la pandemia. A pesar de la falta de profesionales, que, con la situación actual, lejos de arreglarse, va en aumento, no se adoptan medidas organizativas ni de gestión necesarias para resolverlo, lo que genera un gran desgaste físico y emocional de los trabajadores por la dificultad de conciliación y la pérdida progresiva de derechos.

SATSE Palencia avisa de que los trabajadores de estos centros están cansados, decepcionados, angustiados y cada día deben enfrentarse a brotes, bajas, incidencias que se traducen en más trabajo para menos personas. Acaban asumiendo funciones y tareas propias y ajenas, sustituyendo a compañeros, con cambios de turno constantes, menos descansos, permisos anulados, sin conciliación, cada vez con mayor estrés, asumiendo mayores responsabilidades con un gran esfuerzo para poder aplicar unos cuidados de calidad en un entorno laboral cada vez más inseguro.

Estos trabajadores tienen la sensación de que el bienestar y la salud de los residentes, personas mayores y en condiciones de especial vulnerabilidad, sólo son importantes para ellos y no responsabilidad de la Direcciones de los Centros, como debería ser, según SATSE Palencia.

SATSE Palencia critica que los responsables de los centros no reconocen el esfuerzo ni el trabajo de sus profesionales. Las condiciones organizativas, laborales, retributivas, la falta de voluntad para resolver la situación, son pruebas claras de la intención de la Gerencia de prescindir de sus trabajadores y quedarse con el mínimo.

A juicio de SATSE Palencia, lo que está en juego es la salud y el bienestar de los usuarios de estos centros, personas en condiciones de especial vulnerabilidad que merecen una atención de calidad y con seguridad.