SATSE Navarra establece su hoja de ruta

10 abril 2019

Carrera Profesional y complemento de Grado para personal fijo y contratado, Ley de Ratios Enfermeras y mayor estabilidad en las plantillas de Enfermería y Fisioterapia, entre las prioridades de SATSE para los próximos meses.

El Sindicato de Enfermería en Navarra, SATSE, se ha marcado nuevos objetivos para mejorar en los próximos años las condiciones laborales y profesionales de las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas de Navarra tras los importantes avances logrados por la organización sindical en los últimos tiempos.

De cara a futuras citas electorales en las que participarán los enfermeros, enfermeras y fisioterapeutas del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea SATSE ha subrayado que, gracias al esfuerzo conjunto entre la organización y los propios profesionales, se han logrado en los últimos años destacados avances que han conllevado mejoras a nivel profesional y laboral.

Entre otros, desde el Sindicato de Enfermería se destaca la recuperación de derechos laborales como la ampliación de la Carrera Profesional a otros ámbitos como el ISPLN, su actualización en los cobros del complemento, la unificación de OPEs y la ampliación en número de plazas.

También la negociación y puesta en marcha de las OPEs de reposición de Enfermería, Fisioterapia, Matronas y Salud Mental en los años 13-15-16 en el SNS-O, así como la negociación y puesta en marcha de la convocatoria de traslados y acoplamientos de la OPE de estabilización y reposición del 2017 y 2018 en el    SNS-O

SATSE ha velado para que la Administración no se salte y aplique correctamente la Orden Foral de Contratación, también ha presionado para la aprobación del Decreto Foral 65/2018 que permite la reubicación por incapacidad para el desempeño del trabajo.

Asimismo, se ha conseguido la correspondencia de los títulos de Diplomado de Enfermería y de Fisioterapia con sus correspondientes Títulos de Grado, eliminando así las dificultades en el acceso a Master y Doctorado, y la aprobación de un nuevo Real Decreto de prescripción enfermera que ofrece seguridad jurídica a todas las enfermeras y enfermeros a la hora de indicar, usar y autorizar la dispensación de determinados medicamentos sujetos a prescripción médica, además de consolidar la prescripción autónoma del resto de medicamentos y productos sanitarios.

Propiciar entornos laborales seguros ha sido otra de las prioridades de SATSE, logrando, en lo que respecta a las agresiones, que se ponga en activo la figura del Interlocutor Policial Sanitario en el SNS-O, también que se reforme el Código Penal para reconocer la condición de autoridad pública a los enfermeros, enfermeras y fisioterapeutas que trabajan en los servicios de salud. Además, ha puesto en marcha sucesivas campañas de información y sensibilización, como la reciente “Stop agresiones. Nada justifica una agresión”.

En materia de bioseguridad, manipulación y utilización de medicamentos peligrosos, el Sindicato de Enfermería en Navarra ha conseguido que casi el 100% de los materiales cortopunzantes lleven dispositivos de bioseguridad, también que la manipulación, preparación, administración y recogida de antineoplásicos se realice de forma segura para el profesional, así como la activación de medidas de seguridad en la administración de medicamentos para profesionales que presentan riesgos para procesos reproductivos, embarazo o en periodo de lactancia.

La superación de la brecha salarial entre personal fijo y contratado, mayor agilidad en la resolución y convocatorias de ofertas públicas de empleo, acoplamientos y traslados, baremo único, estabilización de plantillas y reducción del porcentaje de temporalidad en el SNS-O o la implantación y desarrollo de las especialidades de Enfermería están entre los objetivos del Sindicato.

También el aumento de las plantillas de Enfermería y Fisioterapia constituirá otra de las prioridades de SATSE y, por ello, reforzará su acción sindical a partir de los próximos meses para lograr que el Servicio Navarro de Salud acabe, de una vez por todas, con la actual situación de déficit de plantillas de enfermeros y fisioterapeutas.

En este sentido, el Sindicato ha iniciado la campaña “La Sanidad que merecemos, Ley de Ratios Enfermeras” que contempla, entre otras acciones, la recogida de firmas en Navarra para que el Congreso de los Diputados debata una Ley que garantice un número máximo de pacientes por cada enfermera y enfermero y, de esta forma, aumentar las plantillas en todos los centros.

Asimismo, la organización sindical pondrá todo su empeño en lograr la recuperación y ampliación de todos los derechos laborales perdidos en los años de crisis, entre ellos, la recuperación total de los recortes sufridos desde el año 2012, la exención voluntaria de noches para mayores de 55 años y mujeres embarazadas, las condiciones laborales del personal de Hospitalización a Domicilio, la defensa de los derechos y condiciones de los Servicios de Urgencia Rurales o la negociación de los cambios temporales en el SNS-O entre otros.

Además, tiene como objetivos la negociación y valoración profesional de las nuevas competencias de la Enfermería; la implantación de una enfermera escolar en cada centro educativo;  la creación de un itinerario laboral que permita la mejora progresiva de las condiciones de trabajo a lo largo de la vida laboral; el acceso voluntario a la jubilación parcial y anticipada, sin pérdida económica; la clasificación profesional de enfermeras y fisioterapeutas en el Grupo A sin subgrupos y lograr el desarrollo e implantación efectiva de todas las especialidades de Enfermería.

Con estos objetivos, SATSE espera obtener el respaldo necesario en las próxima cita electoral ya que cualquier demanda o reclamación ante la administración tiene siempre mayores posibilidades de hacerse realidad si va acompañada del voto masivo de la profesión en su conjunto.