SATSE Burgos demanda más enfermeras para las Urgencias del Hospital de Aranda de Duero

09 abril 2019

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Burgos demanda dos enfermeras más para el triaje del Servicio de Urgencias del Hospital de Aranda Duero, una demanda que este servicio lleva realizando desde hace año y medio sin que ser atendida.

Las Urgencias del Hospital de Aranda de Duero cuentan con dos enfermeras en cada turno y una enfermera más para el triaje de este servicio pero solo de lunes a viernes de 8.00 a 22.00. Los fines de semana hay una enfermera para ese triaje de Urgencias pero desde las 12.00 de la mañana a las 19:00 horas.

El personal del Servicio de Urgencias lleva reclamando desde noviembre de 2017, ante la necesidad creada con anterioridad, tanto al gerente de Salud de Área como al gerente del Hospital de Aranda, que este servicio cuente con un triaje apropiado todos los día de la semana (365 días al año) de 8:00 a 22:00, y dotar a este servicio de un refuerzo de personal de enfermería en periodos concretos de aumento de la población ribereña.

SATSE Burgos considera que esta falta de suficientes enfermeras para atender el Servicio de Urgencias del Hospital de Aranda supone un riesgo para la salud de los pacientes, una merma de la calidad de la asistencia que se puede ofrecer a los mismos y una sobrecarga de trabajo para el resto de las enfermeras del servicio. Las enfermeras de Urgencias tienen que atender a numerosos pacientes e incidencias, dado que trabajan siempre con dotación de servicios mínimos, lo que genera una importante carga de estrés que en nada beneficia la asistencia sanitaria y que conlleva riesgos.

SATSE lleva desde octubre del año pasado desarrollando una campaña que incluye una recogida de firmas en Castilla y León y en el resto de España para que el Congreso de los Diputados debata una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que busca garantizar por ley un número máximo de pacientes por profesional de enfermería en Castilla y León y ofrecer así una mejor atención sanitaria con mayor calidad y seguridad.

El Sindicato de Enfermería entiende que los pacientes de Aranda de Duero no deben recibir una asistencia sanitaria en estas codiciones, con esa deficiencia en el número de enfermeras. Mejorar su número supone ofrecer una atención más segura, humana y de mayor calidad para los pacientes, y que serán tratados con los mismos niveles de cuidados independientemente del lugar en el que residan; los profesionales trabajarán con una menor carga laboral, lo que repercutirá positivamente en su salud y seguridad en el trabajo, y en el Sistema Sanitario.