Exigencias de SATSE Navarra a la Administración para contrarrestar el abandono de la Consejería de Salud

13 enero 2022

Disfrute de vacaciones durante todo el 2022, más contratación enfermera, renovación de contratos de un año, productividad COVID para toda la Enfermería o complemento de riesgo de un 10%, son algunas de las exigencias del Sindicato de Enfermería al Gobierno de Navarra.

El sindicato de Enfermería en Navarra, SATSE, ha exigido a la Consejería de Salud mediante un escrito oficial que ponga en marcha de forma urgente medidas compensatorias al personal del SNS-O, que lleva sufriendo las consecuencias de una gestión de parcheo y nula previsión en un contexto pandémico donde, después de casi dos años de crisis, no solo no se ha mejorado la situación de los y las profesionales, sino que la han hecho empeorar como nunca antes se había visto.

Para SATSE, que lleva denunciando la inoperancia de la Consejería de Salud desde hace meses, especialmente en lo referente a la gestión del personal, condiciones laborales y vulneración de derechos, esta situación es irreversible e insostenible para las enfermeras y enfermeros cuya salud mental y física está al límite de fuerzas.

Por este motivo, el sindicato ha exigido que la administración ponga en marcha ya medidas explicitas que compensen y palien, de alguna forma, el abandono al que han sometido al personal sanitario durante todo este tiempo. Medidas como que todo aquel al que se le haya suspendido las vacaciones de Navidad puedan disfrutarlas durante todo el 2022, en lugar de solo hasta el 31 de marzo como marcaba la instrucción de suspensión de vacaciones.

“Es lo mínimo que puede hacer la administración por sus trabajadores, dejarles disfrutar de las vacaciones que les han suspendido por la falta de personal, agravada por la mala previsión y una OPE mal convocada en tiempos, cuando ellos decidan” apuntan desde SATSE

Además, SATSE ha pedido que la renovación de todos los contratos COVID de enfermería sean con duración de un año en lugar de seis meses, y además que contrate a más enfermeras en el SNS-O, medida que aportaría estabilidad al personal, reduciría la incertidumbre y animaría a personal a no rechazar contratos cuando la necesidad de enfermeras es máxima.

En este sentido, el Sindicato de Enfermería exige a la consejera de Salud que respete a la ciudadanía y, sobre todo, a los profesionales sanitarios, no subestimando su entendimiento cuando habla de la renovación de los contratos y los trata como un “refuerzo serio y extenso que va a repercutir en una mejora de las situaciones” y “también va a generar un respiro entre las y los profesionales sanitarios”

Para SATSE “estas declaraciones rozan el cinismo más absoluto cuando la consejera sabe que esa renovación no es un refuerzo, son las mismas enfermeras, las que llevan meses sufriendo una sobrecarga sin precedentes, con suspensión de vacaciones, doblando turnos, trabajando 14 días seguidos, a las que se les renueva el contrato con la misma pésima expectativa en las condiciones laborales y sabiéndose abandonadas por el SNS-O”

Además, el sindicato exige a la consejera veracidad en sus declaraciones cuando habla delos contingentes COVID porque la realidad es que no se han ido redimensionando e incrementando desde final del verano conforme irrumpía la sexta ola tal y como ha declarado, sino que se han ido reduciendo durante el 2021, en concreto en octubre se renovó solo al 50% del contingente COVID existente hasta ese momento.

Recuerda SATSE también que previo a la no renovación del total del contingente COVID, la Administración convocó la OPE de Enfermería, necesaria por la temporalidad existente pero desafortunada en los meses planteados, donde sí se podía prever que la OPE iba a de dejar vacías las listas de contratación en un periodo estival como la Navidad, que ya de por sí es problemático en la contratación. Por ello es necesaria menos autocomplacencia y mayor honestidad en los fracasos de esta gestión que ha terminado en el colapso sanitario actual.

En este sentido, es imprescindible para el sindicato que la administración valore y/o compense a todas las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas que hayan trabajado durante la pandemia como muestra real de su consideración y respeto hacia el enorme esfuerzo que han hecho durante tantos meses.

Por ello, otra medida que plantea SATSE es que se compense a toda la enfermería con productividad COVID, en lugar de la variable cuando la situación actual del sistema sanitario navarro es consecuencia, en gran medida, de la poca previsión y el bandeo en las decisiones y protocolos. Además, como no puede ser de otra forma, el complemento por productividad debe ser proporcional al resto de estamentos.

Por otro lado, SATSE ha recordado que el artículo 25 de la Ley Foral 11/1992 dicta claramente que cada hora de trabajo que se realice sobre la duración de la jornada máxima se compense con una hora y cuarenta y cinco minutos de descanso, algo que no está sucediendo en muchos servicios del SNS-O, y que va en claro perjuicio de los y las trabajadoras.

A estas medidas, se añade también la exigencia deigualdad en el pago de productividadpara aquellas enfermeras y enfermeros queven pacientes de otros cupos. Complemento que sí percibe el testamento médico en esta circunstancia, pero inexplicablemente no el enfermero.

Por último, el Sindicato de Enfermería ha vuelto a exigir el incremento del porcentaje del complemento de riesgo para el personal de Enfermería al 10% (ahora en el 1%-2%) puesto que se ha demostrado a lo largo de toda la pandemia la inseguridad y peligrosidad que conlleva ejercer la profesión en un entorno sanitario, agravado exponencialmente, en ese caso, por la crisis epidemiológica. Muestra de ello es el altísimo número de sanitarios contagiados a lo largo de estos meses, cuyas secuelas están aún por determinar.  

Seguridad en la realización de la OPE de Enfermería

En lo que respecta al próximo examen de la OPE de Enfermería, que tendrá lugar el día 6 de febrero a las 16h, en la UPNA, tal y como ha publicado la Administración, SATSE ha exigido que se habiliten recintos en las distintas Áreas de Salud, Pamplona, Tudela y Estella, para buscar la máxima seguridad de las aspirantes en el momento de la realización de la prueba evitando la aglomeración masiva en un aula, así como para facilitar al máximo la logística y desplazamientos de las aspirantes que puedan trabajar en turno de mañana, en localidades lejanas a Pamplona, etc.

De la misma forma, exigimos a la Consejería de Salud que establezcan ya los protocolos e instrucciones para aquellos que fueran positivos en el momento de la prueba con el fin de evitar la incertidumbre que genera la realización de una prueba de carácter masivo como ésta.

Por último, el Sindicato de Enfermería exige a la administración que de muestras veraces de preocupación por los trabajadores y trabajadoras que gestiona ejecutando medidas que vayan en pro de la plantilla, en lugar de justificar la situación con la contagiosidad o extensión de las distintas olas.