SNS-O: La realidad en la dirección de los EAP empuja a la Admon a modificar la normativa para que Enfermería gestione

10 agosto 2018

El Sindicato de Enfermería ya manifestó el pasado mes de septiembre que los graduados en Enfermería tienen la misma formación y competencias que los graduados en Medicina para la gestión administrativa. 

El Sindicato de Enfermería y Fisioterapia de Navarra, SASTE, quiere manifestar el agrado ante la actuación de la Consejería de Salud que cambia el panorama normativo respecto a qué profesionales pueden o no dirigir equipos de Atención Primaria.

 

Tras el fallo del TSJN, en el que se ratificaba la sentencia por la que las profesionales de Enfermería no podían dirigir equipos de Atención Primaria, basándose en un artículo literal de los estatutos que regulan el SNS-O, la Administración ha retirado de las competencias de quien gestione un EAP lo relativo a las funciones específicamente otorgadas a los profesionales médicos, y que poco o nada aportaban en lo relativo a la dirección y gestión de un centro de salud, como es la inspección y valoración de documentos clínicos.

 

Más allá de la no pertinencia de las funciones de inspección, evaluación, acreditación y planificación de la documentación clínica en las tareas de dirección de AP, con la que SATSE está de acuerdo,  el Sindicato quiere poner de relieve la plena capacidad, competencias y formación que las profesionales de Enfermería pueden alcanzar mediante su preparación y capacidad de liderazgo, como así se está demostrando en los siete centros de Salud de Navarra que, actualmente, están siendo dirigidos por una enfermera.

 

Esta realidad ha demostrado que la normativa no se adaptaba a la situación de los profesionales sanitarios que, independientemente de si son graduados en Medicina o Enfermería, son plenamente capaces de ejercer la dirección de los equipos de Atención Primaria. Realidad que ha empujado a la evolución natural de los textos legales de la Comunidad Foral para que nuestras profesionales de Enfermería puedan trabajar y dirigir con total seguridad, como así se exigía desde SATSE el pasado mes de septiembre, mes en el que el TSJN hacía pública su sentencia.

 

El Sindicato de Enfermería quiere animar a la Consejería de Salud a que siga por la senda del respaldo y promoción del trabajo en equipo, teniendo en cuenta la formación y capacidad de cada integrante, para fortalecer la atención integral y de calidad a los pacientes, como se viene haciendo hasta ahora, y sin enfatizar divisiones entre profesionales médicos y no médicos que, lo único que persigue es la merma del Servicio Navarro de Salud.

 

Por último, SATSE quiere recordar, una vez más, que seguirá defendiendo los derechos profesionales y laborales de la Enfermería en nuestra comunidad, y velará para que nuestras enfermeras y enfermeros trabajen en Navarra con la seguridad necesaria para ofrecer un servicio al ciudadano ejemplar y de calidad.