SATSE marca su hoja de ruta con el aumento de las plantillas de Enfermería y Fisioterapia en el “punto de mira"

15 noviembre 2018
Manuel Cascos preside el Comité Ejecutivo Estatal de SATSE

El Comité Ejecutivo Estatal valora muy positivamente la aceptación de la campaña “La Sanidad que merecemos. Ley de ratios enfermeras”. En solo una semana desde el inicio de la recogida de firmas, ya se han obtenido más de 40.000 apoyos.

El Comité Ejecutivo Estatal del Sindicato de Enfermería, SATSE, ha acordado las principales líneas de actuación que impulsará la organización sindical en los próximos meses con el principal objetivo de que se establezca por Ley un número máximo de pacientes por enfermera o enfermero en todos los servicios de salud.

En la última reunión del órgano de dirección del Sindicato antes de finalizar el año, los responsables estatales y autonómicos de la organización han realizado un detallado análisis de la realidad actual de las plantillas enfermeras y de fisioterapeutas en la diferentes autonomías, llegando a la unánime conclusión de que las consejerías de Sanidad siguen sin priorizar la inversión en más recursos humanos que garanticen una atención y cuidados con plena calidad y seguridad para pacientes y ciudadanos.

Ante esta realidad, SATSE ha iniciado la campaña “La Sanidad que merecemos. Ley de ratios enfermeras” que, entre otras acciones, contempla la recogida de 500.000 firmas para que el Congreso de los Diputados debata una Iniciativa Legislativa Popular que, en caso de aprobarse, garantizaría un número máximo de pacientes por enfermera o enfermero.

Sobre el desarrollo de la recogida de firmas, el Comité Ejecutivo estatal valoró muy positivamente la aceptación que está teniendo entre los profesionales y ciudadanos. En solo una semana desde el inicio de la recogida de firmas, ya se han obtenido más de 40.000 apoyos, quedando aún más de ochos meses para poder recabar todos los apoyos necesarios.

En caso de aprobarse la Ley planteada por el Sindicato, España se convertiría en el primer país europeo y de los primeros del mundo en contar con una legislación específica que garantice una ratio adecuada y segura de enfermeras y enfermeros, tanto en centros hospitalarios como de Atención Primaria y sociosanitarios.

Además del aumento de las plantillas, SATSE centrará sus esfuerzos en los próximos meses en que se recuperen derechos laborales perdidos, como la jornada efectiva de 35 horas semanales en todas las comunidades autónomas y la recuperación de la carrera profesional en determinadas autonomías, y en que se aumenten los salarios hasta recuperar el poder adquisitivo perdido en los años de crisis.

De otro lado, la organización sindical reclamará la celebración urgente de la prueba de evaluación de la competencia para la obtención del título de Especialista de Enfermería Familiar y Comunitaria por la vía excepcional, así como la aprobación del programa formativo de la Especialidad de Enfermería de Cuidados Médico-Quirúrgicos.

Lograr entornos laborales seguros es otra de las prioridades de la organización sindical, y para ello, en lo que respecta a las agresiones a los profesionales, seguirá demandando la aprobación de una ley estatal que garantice la puesta en marcha de todas las medidas necesarias (prevención, información, asesoramiento, atención…), así como mejoras en materia de bioseguridad o manipulado de medicamentos peligrosos.

Asimismo, el Sindicato de Enfermería considera fundamental mejorar la preocupante situación en la que se encuentra la Atención Primaria en nuestro país y seguirá defendiendo que no sea “víctima” del intento de privatización por parte de los empresarios farmacéuticos y algunas comunidades autónomas a través de la mal llamada ‘farmacia comunitaria’.

La “hoja de ruta” de SATSE se completa con importantes reivindicaciones como el reconocimiento del solape de jornada como tiempo efectivo de trabajo en todas las autonomías; la clasificación profesional de enfermeras y fisioterapeutas en el grupo A sin distinciones, y la implantación progresiva de la figura de la enfermera escolar en las diferentes comunidades autónomas.

En lo que respecta a los fisioterapeutas, desde el Sindicato se continuará demandando un aumento de las plantillas en los distintos servicios de salud,  especialmente, en los centros de Atención Primaria, donde existen enormes listas de espera para ser atendidos por estos profesionales. En la actualidad, en España hay solo un fisioterapeuta para atender a 10.000 personas en la sanidad pública cuando la ratio recomendada por la OMS es de uno por 1.000 personas.