SATSE Las Palmas gana una sentencia por discriminación a una enfermera embarazada

09 mayo 2018

El Sindicato de Enfermería de Las Palmas ha obtenido una sentencia a favor de una enfermera embarazada del CHUIMI a la que no se le renovó su contrato por encontrarse en avanzado estado de gestación. Los servicios jurídicos del Sindicato alegaron que existía vulneración del derecho de igualdad y discriminación, especialmente derivado de la maternidad.

SATSE denunció que la enfermera tenía un paquete de vacaciones completo en el Complejo Hospitalario Universitario Insular Materno Infantil (CHUIMI) que firmaba mes a mes y que, debido a su embarazo, no le renovaron los dos últimos meses que le correspondían. En este sentido, la sentencia reconoce que "la coincidencia temporal entre el avanzado estado de gestación de la enfermera en sus sucesivos nombramientos y la decisión de resolver el tercero de ellos 4 días antes de su comienzo, en base a la imposibilidad de adaptar el puesto de trabajo, evidencia que hubo discriminación".

Así, la sentencia obliga al Servicio Canario de Salud (SCS) al abono de los salarios dejados de percibir por los dos meses en los que no se le renovó el contrato, con los correspondientes efectos administrativos, imponiéndole también, las costas procesales.