SATSE en el área IV (Oviedo) reclama ropa adecuada para la seguridad de los SAC en sus salidas

07 junio 2018

Denuncian que no cuentan con equipos de protección individual adecuados y que solo disponen de un anorak compartido para las atenciones que realizan en domicilios y accidentes en el exterior.

SATSE Asturias en el área IV (Oviedo) ha denunciado problemas de salubridad y seguridad en los equipos de protección individual (EPIs) que el Sespa proporciona a los trabajadores del Servicio de Atención Continuada (SAC) para sus intervenciones fuera del centro de salud.

Según explican, la ropa que se les proporciona “es insuficiente y no está en condiciones aptas para el correcto desempeño de las funciones de estos profesionales”. Ante una salida por cualquier emergencia, desde un accidente en el medio rural, un tráfico o un domicilio, las enfermeras del SAC no disponen de ropa adecuada: “En los centros de salud se ven obligados a `compartir´ un anorak que, además, no saben cuándo se lavó por última vez, lo cual es indignante”, explican.

A las enfermeras del SAC se les facilita un “pijama” personal y zuecos, material apropiado para el trabajo en el interior del centro. Pero en el exterior se enfrentan a las inclemencias del tiempo y a los riesgos para su seguridad sin los EPIs adecuados. Cada centro suele disponer de un anorak y un chaleco reflectante que son transferibles, es decir, que pasan de turno a turno, transcurriendo además hasta dos semanas entre cada servicio de lavandería.

Con ropa personal o en “pijama”

Desde SATSE Asturias en el Área IV reclaman que se dote a estos trabajadores de los equipos de protección individual adecuados a las funciones que realizan y las condiciones del entorno. Y añaden: “No se puede hacer atención domiciliaria ni acudir a un accidente de tráfico con la ropa personal de cada trabajador o simplemente con un pijama de hospital”.

Han solicitado por escrito una solución ante el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales del área. También han trasladado su reivindicación al Comité de Seguridad y Salud Laboral del Área IV.

Los equipos SAC (formados por médico/a y enfermero/a) atienden demandas urgentes y/o emergentes durante todo el año, por lo que sus condiciones de trabajo son diversas: pueden prestar asistencia en los centros de salud, en el domicilio o en la vía pública, en condiciones meteorológicas y de desempeño que no siempre son las más adecuadas ni favorables. Además, ante siniestros como accidentes de tráfico o derrumbes, la visibilidad del profesional es imprescindible. Los delegados de SATSE en el área IV insisten en que “estas enfermeras deberían poder trabajar en unas adecuadas condiciones de seguridad, tanto para ellas como para el paciente; estos profesionales necesitan la uniformación completa y los recursos y material de protección individual que les proporcionen garantías de protección, ergonomía, seguridad y eficacia”.

Argumentan que la Sociedad Española de Enfermería de Urgencias y Emergencias (SEEUE) propone que “la uniformación, el vestuario de trabajo y el equipamiento individual sean unificados para todos los profesionales de los servicios que atiendas urgencias extra hospitalarias, entre ellos el SAC”. La SEEUE propone una serie de prendas: pantalón, polo de manga corta, polo de manga larga, jersey polar, anorak, chaleco y chubasquero –estas tres prendas reflectantes- y calzado de seguridad, entre otros. Los delegados de SATSE lamentan que, en cambio, “a nuestro Servicio de Salud le parece suficiente la dotación de un anorak de uso compartido”.

De un trabajador a otro

“Por su propia definición, un EPI debe ser de uso personal, adecuándose a las condiciones fisiológicas y anatómicas de cada trabajador; si las circunstancias exigiesen la utilización de un mismo equipo por varias personas, deberían aplicarse las medidas necesarias para que ello no origine ningún problema de salud o higiene; los EPIs no deben pasar, como ahora está sucediendo, de un trabajador a otro sin mediar el adecuado proceso de lavado y además tienen que ser sometidos a revisiones periódicas de mantenimiento”, explican.

SATSE en el Área IV ha demandado de forma reiterada la dotación de una equipación completa y EPIs adecuados a las exigencias del trabajo de los SAC, sobre todo en las situaciones adversas de atención al paciente urgente. La Administración se comprometió en varias ocasiones a solucionar este problema, pero los trabajadores SAC siguen sin contar con los equipos necesarios.

Galería multimedia