SATSE denuncia la suspensión de un contrato temporal a una recién incorporada en el Hospital de Valme

27 julio 2018

La Gerente del hospital ha rescindido un contrato de dos meses y medio a una profesional que llevaba doce días incorporadas y rotando por tres servicios distintos. Igualmente, no se le ha dado la opción de ser sometida a ningún proceso de evaluación de su capacidad y rendimiento. Un procedimiento que para SATSE es inadecuado, por lo que exige la puesta en marcha de un plan de acogida para las nuevas incorporaciones.

El Sindicato de Enfermería (SATSE) de Sevilla ha denunciado la suspensión de un contrato temporal a una enfermera recién incorporada en el Hospital de Valme ante la decisión unilateral de la Gerencia de dicho hospital de rescindir un contrato de dos meses y medio de duración a una profesional de Enfermería que tan solo llevaba incorporada en su puesto doce días, y si ser sometida a ningún proceso de evaluación de su capacidad y rendimiento.

Para SATSE, aunque la profesional en cuestión se encontraba en un periodo de prueba, el procedimiento llevado a cabo para suspender el contrato por parte de la Gerencia del Hospital de Valme ha sido completamente inadecuado, sin comunicación previa a los agentes sociales y sin ningún proceso de evaluación a la trabajadora.

Y es que, continúa explicando el Sindicato, en ningún momento a la afectada, una profesional estatutaria temporal, se le ha sometido (tal y como establece el protocolo) a ningún proceso de evaluación de su capacidad y rendimiento profesional vinculado al objetivo final, la calidad de los servicios al ciudadano.

Por el contrario, la rescisión del contrato se basan en unas decisiones personales, unilaterales y subjetivas de unos cargos intermedios, ya que la trabajadora pasó en menos de doce días por tres servicios diferentes, sin ofrecerle la posibilidad de que la profesional en cuestión haya sido evaluada para ver si tenía la capacidad suficiente para desarrollar su labor como enfermera, sino que simplemente se le ha comunicado repentinamente la suspensión de su contrato a través de una resolución.

SATSE no puede tolerar que este procedimiento sea legitimado, menos aún cuando las circunstancias de la profesional ha sido ir rotándola de un servicio a otro de manera continuada sin permitirle por ello hacerse con las funciones propias de cada servicio. Y es que, continúa argumentando el Sindicato, en los doce días efectivos en los que ha estado trabajando, ha rotado por tres servicios diferentes: Hospitalización de Digestivo, Preventiva y en el Centro de Especialidades de Dos Hermanas.

Por todo ello, SATSE no va a consentir que esta situación que desde su punto de vista es improcedente pase inadvertido, por lo que entre otras medidas para evitar circunstancias como éstas, exige la puesta en marcha de un plan de acogida para que los nuevos profesionales contratados puedan hacerse con el funcionamiento específico de las unidades a las que se les asigna.