SATSE denuncia la humillación a la que la Consejería de Salud del SNS-O somete a Enfermería

25 mayo 2018

Desde febrero del 2017, el Sindicato de Enfermería ha experimentado las prácticas más ruines que una administración puede ejecutar para llevar a cabo su hoja de ruta. Las Sociedades Científicas de Enfermería respaldan la postura de SATSE en contra de la discriminación que la Consejería de Salud hace entre los profesionales sanitarios imponiendo un perfil profesional frente a la eficacia de un equipo asistencial.

El Sindicato de Enfermería y Fisioterapia en Navarra, SATSE, ha denunciado hoy en rueda de prensa la continua mala praxis que ejercita la Consejería de Salud en la gestión del Sistema Navarro de Salud-Osasunbidea. La Secretaria Autonómica, Mª José Algarra, y la Vicesecretaria del Sindicato, Raquel Bengochea, han manifestado hoy la postura de SATSE ante las actuaciones de la Dirección de Profesionales para gestar un proyecto de modificaciones del Decreto Foral 347/1993 al que consideran “una aberración que para nada responde a la profesionalización de los servicios públicos”  y que supone “una fragmentación del sistema sanitario que no se justifica con ningún estudio de viabilidad, eficacia, competencias, necesidad y mejora real de organización”, modificaciones que “sólo se entienden en un contexto de interés particular, partidista y electoral”

 

El Sindicato de Enfermería ha resaltado que, entre las modificaciones existentes en el borrados del DF 347, la que expresa división entre Jefaturas Médicas y No Médicas solo alimenta  el retorno a “jerarquías anquilosadas” donde no existía unión ni equipo”, una decisión “impropia de los tiempos en los que vivimos, en donde los equipos sanitarios trabajan en bloque en pro de una mejor asistencia sanitaria y no a favor de un determinado perfil profesional”. Esta medida sólo agrava más la situación de las profesionales de Enfermería que poco a poco se van viendo despojadas de los derechos y obligaciones que tanto tiempo les ha costado conseguir mediante el trabajo y la formación en los campos de la asistencia, la investigación o la gestión. Esta medida, junto con el resto de modificaciones existentes en el borrador del decreto, han sido rechazadas por el sindicato en los distintos foros de trabajo, reunión con la propia Dirección de Profesionales y a través de los medios de comunicación.

 

La Vicesecretaria del Sindicato, Raquel Bengochea, ha resaltado que es deber de sindicato “velar para que la gestión de la administración sea responsable, honesta, competente y eficaz” y que, “cuando las acciones no responden a estos adjetivos, es de obligado cumplimiento, para cualquiera que se precie con un mínimo de ética y responsabilidad, denunciar abiertamente a quienes ensucian y enmarañan los procedimientos por puras necesidades partidistas”. Por este motivo, el Sindicato de Enfermería ha denunciado cómo se ha organizado, lentamente y entre despachos, la estrategia para incluir determinadas modificaciones de la manera más ruin posible. Desde el pasado mes de junio, las profesionales de Enfermería y, en concreto, las Jefaturas,  han sufrido continuos ataques deliberados e injustificados en prensa y en sus ámbitos de trabajos. Escarnios, dice el sindicato, “interesados en incluir la figura del coordinador” pues es “fácil entender que poder ser coordinador también lleva consigo una compensación económica y liberarse de quien, hasta el momento, gestiona tu trabajo, por la lógica que responde a una mayor formación, capacidad y experiencia en el puesto”.

 

El Sindicato de Enfermería ha participado, afirma, en todas las reuniones y en ninguna de ellas se han tenido en cuenta las alegaciones formuladas por el sindicato ni se ha respondido a las peticiones de información relativas al estudio de necesidades organizativas, profesionales y competenciales para la implantación de esa figura. No existe ni un solo informe que justifique el desdoblamiento de puestos con el consiguiente choque de competencias que va a haber. No se supo, ni se sabe, qué abarca ser Coordinador de Área ni Coordinador de Unidad, ni si conviven con las Jefaturas de Unidad ni quién coordina a quién. Y lo más importante para nuestro colectivo, es que tampoco se ha hecho un estudio ni valoración de su afectación en el colectivo enfermero, en la gestión asistencial y en la seguridad del paciente. Como se ve, ha dicho Bengochea, “todo supone una inverosímil fragmentación total de los equipos que lo único que añade son más personas al mando independientemente de que sean capaces o no”.

 

SATSE ha denunciado que, “sin ni siquiera estar aprobado el borrador del decreto por el propio Gobierno de Navarra, el Director Gerente del SNS-O ha firmado la Resolución 512/2018, de 14 de mayo,  por la que establece las condiciones para el desempeño de tareas de Coordinación sanitaria no médica y Coordinación  no sanitaria en el SNS-O, dando luz verde a su implantación”.

 

Para concluir, Mª José Agarra, Secretaria Autonómica de SATSE Navarra, ha dicho que “no es comprensible esta forma de proceder ni por la Gerencia del SNS-O ni por la Dirección de Profesionales. No sólo por las formas y el fondo de las modificaciones, sino también por la poca visión a corto plazo para intuir los problemas que van a generar, por la desvergüenza demostrada en los distintos foros de trabajo, por la tergiversación de los hechos, manipulación de las palabras, respaldo a un proceder a modo casi de escraches a profesionales de la plantilla de salud y por poner en riesgo nuestro SNS-O” y ha finalizado cuestionando si se merece la Comunidad Autónoma de Navarra unos “gestores que procedan de  manera tan incompetente”. Según el propio sindicato, “NO”.