SATSE denuncia la falta avances para acabar con las agresiones a enfermeras

17 diciembre 2018
¡Stop agresiones! ¡No podemos seguir desprotegidas!

Cada día se producen lamentables episodios de violencia física y/o verbal hacían los profesionales sanitarios, tanto en el centro sanitario en el que trabajan como en los domicilios particulares cuando hacen una visita.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, lamenta que tanto el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social como las Consejerías de Salud de las comunidades autónomas están demostrando una  escasa capacidad de avance para dar una solución efectiva al grave problema de las agresiones a profesionales sanitarios, que afecta especialmente a las enfermeras y enfermeros.

SATSE ha constatado, en la última reunión del Ámbito de Negociación, que Ministerio y consejerías siguen trabajando en la recopilación de datos que permitan obtener una “radiografía real” del problema de las agresiones a los profesionales, algo que, a juicio de la organización sindical, debería haberse logrado hace ya mucho tiempo.

“Año tras año, reunión tras reunión, los distintos responsables públicos sanitarios nos reafirman su voluntad de solucionar este problema pero la realidad demuestra que se siguen sucediendo los lamentables episodios de violencia física y/o verbal hacían las enfermeras y enfermeros, tanto en el centro sanitario en el que trabajan como en los domicilios particulares cuando hacen una visita”, recalca la organización sindical.

Asimismo, el Sindicato de Enfermería manifestó su queja, en la reunión del Ámbito de Negociación, a que se esté trabajando en la recopilación de datos entre las distintas administraciones sin contar con las organizaciones sindicales, como los legítimos representantes de los trabajadores, para poder realizar aportaciones que mejoren este proceso. El Ministerio, a instancias de las organizaciones presentes, adelantó que quiere convocar una reunión, el próximo mes de enero, para abordar este tema con más profundidad.

Un ejemplo, apunta SATSE, es que, según un modelo de recopilación de datos remitido a las comunidades autónomas por el Ministerio de Sanidad, se pide que se informe del número de agresiones a enfermeras y enfermeros, apuntando que en ese mismo item se incluyan también los datos de agresiones a fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales.

Algo que lógicamente no permitirá contar con datos reales y desglosados de lo que está ocurriendo en los distintos servicios de salud, donde son las enfermeras y enfermeros los que acaparan el mayor número de agresiones físicas y/o verbales de todos los profesionales del SNS, recuerdan desde el Sindicato.

Más asuntos pendientes

Por otro lado, SATSE reclamó al Ministerio de Sanidad que se aborde en una reunión monográfica el proceso que se está siguiendo para realizar la OPE de ‘estabilización’ y se aclaren importantes aspectos, como la continuidad de las fechas previstas por las comunidades autónomas para los exámenes o el número de plazas que finalmente se convocarán. Una reunión que, según se informó a los sindicatos, tendrá lugar el próximo mes de febrero.

En cuanto al desarrollo de las especialidades de Enfermería, SATSE propuso promover un acuerdo en el seno de la Comisión Nacional de Recursos Humanos, para que se planifique su desarrollo progresivo con criterios armónicos y homogéneos en todo el Estado que permitan una implantación real de las mismas.

En lo que respecta a la prueba de evaluación de la competencia del título de Especialista de Enfermería Familiar y Comunitaria, por la vía excepcional, desde el Ministerio se insistió en que esperan resolver los expedientes pendientes en el primer semestre del próximo año y convocar el examen en el segundo semestre. Sobre este asunto, SATSE lamenta que desde el Ministerio de Educación se esté alargando el proceso de resolución de expedientes al “poner peros” a determinados certificados de profesionales que han contado previamente con el visto bueno de sus respectivos servicios de salud.

Por último, y en cuanto al Real Decreto de Homogeneización de Baremos, desde la organización sindical se insistió en que se agilice su tramitación y que en la misma se cuente con sus aportaciones para que esta norma permita que las Comunidades Autónomas puedan convocar sus procesos selectivos en base a criterios comunes que beneficien a los profesionales de Enfermería y Fisioterapia interesados.