SATSE denuncia la carga asistencial en las residencias del ERA, con hasta 120 internos por cada enfermera

12 julio 2018

SATSE en el ERA reclama que se ajuste el número de enfermeras a las necesidades reales y a la situación de los residentes, cada vez más dependientes, para poder garantizar la calidad asistencial.

SATSE Asturias en la Red de Establecimientos Residenciales del Principado (ERA) reclama más personal de enfermería para garantizar la asistencia de calidad a los mayores. En la actualidad, la carga de trabajo que soportan las enfermeras es muy elevada en la mayoría de los centros. Una única enfermera por turno atiende durante el día a todos los residentes en el grueso de los establecimientos residenciales públicos asturianos, que tienen entre 90 y 120 residentes. 

“Atendiendo a la práctica asistencial, las ratios que el ERA considera apropiadas son en realidad muy preocupantes, pues el volumen de trabajo que soportan las enfermeras es excesiva y cuesta mantener el nivel deseado en la atención prestada”,  denuncia SATSE Asturias en el ERA. Inciden además en que “las ratios no tienen en cuenta el envejecimiento de los residentes; vemos como aumenta progresivamente el número de usuarios asistidos, que requieren más atención y cuidados, respecto al de válidos”. 

Por ello, SATSE Asturias ERA reclama un estudio real de las necesidades de plantilla de enfermería en los centros. Un primer paso sería el refuerzo del personal de día, sobre todo el del turno de mañana, para una mejora asistencial.

Exceptuando las dos residencias más grandes de Asturias –Residencia Mixta, en Gijón, y Santa Teresa, en Oviedo- que cuentan con más personal y son las únicas que tienen enfermera de noche; la de El Cristo, en Oviedo, con más de 200 residentes y que habitualmente tiene dos enfermeras en turno de mañana y dos de tarde, y la residencia de El Nodo, en Avilés, con cerca de 150 residentes que tienen dos enfermeras en turno de mañana y una en el de tarde, el resto de los centros solo dispone de una enfermera de mañanas y otra de tardes. “En estos casos, que son la mayoría de las residencias asturianas, aunque se contemplen dos enfermeras por turno de mañana y una por el de tarde, el mínimo es de una, con lo que en muchas ocasiones, por descansos, días de libre disposición… nos encontramos con una única enfermera para todo el centro y un elevado número de residentes a su cargo”, explican.

Alertan además de que la problemática se va a extender a las residencias que el ERA abrirá próximamente: “Esta situación va a afectar también a las residencias que el ERA tiene en previsión, que con un rango de entre 80 y 120 usuarios van a tener también un ratio de 1-1”, alertan.

Ajustar las ratios a las necesidades reales

El perfil del residente es cada vez más dependiente, por eso SATSE reclama que se estudien las necesidades reales de  las plantillas de enfermería y que se tengan en cuenta el agravamiento de los residentes y el consiguiente cambio en los grados de dependencia para ajustarse al volumen de trabajo que deben asumir día a día las enfermeras. “No es lógico que un único profesional tenga que hacerse cargo del cuidado de 120 personas, muchas de ellas con necesidades especiales”, explican. Y añaden: “El personal de enfermería siempre ha sido escaso, pero la situación se complica con el cambio de perfil del residente, cada vez con más limitaciones y que requiere mayores cuidados”.

Por otra parte, desde SATSE Asturias se reclama también al ERA que estudie la implantación de la enfermera de noche, pues la práctica totalidad de los centros no disponen de ella. Las únicas residencias con enfermera de noche son las dos más grandes de la Comunidad Autónoma –Residencia Mixta y Santa Teresa– que “heredaron” estas plazas del antiguo Imserso.