SATSE califica el proceso de oposición de enfermeras funcionarias de la Administración General de lento y caótico

13 julio 2018

SATSE califica el último proceso de oposición de enfermería de la Administración General como lento y caótico. La convocatoria fue publicada en noviembre de 2014 y no se ha resuelto hasta finales de junio de 2018.

La coordinación de los centros se ha visto afectada de una manera caótica por el hecho de que se haya resuelto en estas fechas estivales. “El personal enfermero ya tenía las vacaciones organizadas, pero este “taramban” de personal entre un centro y otro ha obligado a retrasar, cambiar e incluso anular las mismas. Un caos generado que en el fondo siempre repercute en los mismos, los usuarios que ven como merma la calidad de su asistencia”, indican desde SATSE.

“Una tomadura de pelo”

Mientras otros procesos han tardado en torno a dos años en resolverse, en esta ocasión se han dejado pasar más de tres años para que adjudicaran los destinos, pero no definitivos, sino provisionales. Esto se debe a la falta de organización de la misma Administración que no hizo un concurso de méritos a tiempo para seguido conceder los destinos definitivos. Los destinos definitivos fueron publicados finalmente en junio de 2018, en definitiva, “casi cuatro años esperando la deseada plaza pública, con la incertidumbre que eso ha generado en las personas que se encontraban inmersas en ese proceso”.

Además, este cuerpo sanitario ha tenido que pasar por un periodo de prácticas extenso e innecesario. La mitad de formación universitaria que realizaron fueron prácticas, formación suficiente para realizar las funciones propias de la plaza adquirida y sin tener en cuenta que muchos de los opositores, ya habían sido trabajadores de la misma Administración, por lo que ya habían pasado el periodo de prueba.

“Cada proceso nos sorprende por ser más complicado que el anterior, ¿Qué veremos en el próximo?”