SATSE alerta de falta de personal en urgencias del Hospital de Valme para atender el incremento de las asistencias

03 enero 2019

SATSE asegura que se está poniendo en riesgo la seguridad de los pacientes, al ser atendidos nueve por una sola enfermera cuando la ratio recomendada en Observación es de una enfermera por cada seis. El Sindicato de Enfermería denuncia además la situación de hacinamiento de los pacientes en la sala de Observación, que presenta una ocupación por encima de su capacidad.

El Sindicato de Enfermería (SATSE) de Sevilla ha alertado sobre la falta de personal en el servicio de Urgencias del Hospital de Valme para hacer frente al incremento de las asistencias derivadas del descenso de las temperaturas. SATSE denuncia que faltan refuerzos en el servicio, donde ni siquiera se están cubriendo las bajas y permisos reglamentarios, mientras se registran entre 350 y 400 asistencias diarias, por encima de la media habitual.

El Sindicato de Enfermería detalla que el servicio de Urgencias consta de 20 camas para pacientes en la sala de Observación A y con 15 camas y 10 camillas en la sala de Observación B (también llamada PIN), habilitada ésta última para pacientes que están pendientes de una cama de hospitalización y pacientes pendiente de evolución (vigilancia o tratamiento) para los cuales se prevé una resolución no mayor de 12 horas (alta hospitalaria o ingreso) que generalmente se incumple.

En concreto, el Sindicato de Enfermería expone que, en el día de hoy  Observación presenta una ocupación de 18 pacientes, quedando sólo libres las dos camas de aislamiento, siendo atendidos por dos enfermeras y dos auxiliares. Por su parte, la sala PIN se encuentra por encima de su capacidad, con 27 pacientes, contando sólo con dos auxiliares de enfermería y tres enfermeras, una situación de hacinamiento que genera además problemas de seguridad.

Para SATSE es además muy grave que, siendo la ratio enfermera/paciente recomendada por las sociedades científicas para vigilar y cuidar a los pacientes de Observación de una enfermera por cada seis pacientes, en las Urgencias de Valme se está trabajando con una ratio de una enfermera para cada nueve pacientes, siendo la ratio más elevada de todos los hospitales sevillanos.

De esta forma, se está incrementando el riesgo de que se presenten elementos adversos para los usuarios derivados de las dificultades del personal de enfermería para realizar su labor asistencial en unas condiciones mínimas de calidad y seguridad, apunta el Sindicato de Enfermería.

Ante esta situación, SATSE ha exigido a la dirección del Hospital Valme un incremento del personal suficiente al menos para alcanzar la ratio mínima recomendada para esta situación de colapso así como la cobertura de todos los permisos y bajas reglamentarios del personal.

Finalmente, el Sindicato de Enfermería concluye advirtiendo que, si no se adoptan las medidas necesarias, cualquier deficiencia o dificultad que se produzca en la prestación de los servicios será exclusivamente responsabilidad de la Dirección del Hospital y en ningún caso de los profesionales del servicio de urgencias.