La OPE aprobada por el Gobierno de Navarra no tiene nada de extraordinaria

19 julio 2018

Pocas plazas, sin fecha de convocatoria, sin calendario de ejecución y sin noticias sobre los procedimientos de acoplamientos y traslados que deben hacerse previos a la OPEs

El Sindicato de Enfermería y Fisioterapia de Navarra, SATSE, critica duramente el número de plazas que el Gobierno de Navarra ha aprobado, 635 en Salud, para la OPE extraordinaria que, se supone, va a servir para paliar la enorme tasa de temporalidad que existe en el Servicio Navarro de Salud, y que la Cámara de Comptos fijó en el 51% en 2016.

 

De las 635 plazas aprobadas, 206 irán consignadas a Enfermería, 20 a Fisioterapia y 15 para Matronas. Cifras que rozan el ridículo si se tiene en cuenta el volumen de profesionales que buscan una plaza fija en Navarra, como se ha comprobado en la reciente OPE de Enfermería a la que se presentaron 5.400 aspirantes para 108 plazas. Cifras que no se acercan en absoluto a la necesidad real de mitigar el porcentaje de temporalidad existente en nuestra comunidad, a pesar del compromiso de la Administración de reducirlo hasta el 8%.

 

El Sindicato de Enfermería, que ya exigió tras el primer anuncio de esta OPE el pasado mes de marzo un calendario de realización, vuelve a pedir a la Administración que avance de inmediato cuándo se va a convocar oficialmente esta OPE, si se van a añadir las plazas correspondientes a la tasa de reposición de 2017 y 2018 (como así se indicó en Mesa Sectorial), que se indiquen las fechas de realización de los exámenes y que, por su puesto, se convoquen previamente los procedimientos de acoplamientos y, después, de traslados para que las profesionales que ya trabajan en el SNS-O puedan ocupar una plaza antes que otra profesional lo haga mediante traslado o, finalmente, mediante oposición.

 

Así mismo SATSE exige a la Consejería de Salud una mayor previsión de las plazas que puedan cubrirse mediante acoplamientos y traslados para no mermar el escaso número de plazas convocadas en la OPE “extraordinaria”.  Además, apunta el Sindicato, es imprescindible que la Consejería tenga en cuenta el tiempo necesario para la resolución de estos procedimientos con el fin de evitar repetir la desastrosa gestión ejecutada durante la actual OPE de Enfermería, que acabó con la reducción del número de plazas ofertadas a 20 días del examen en la que 5.400 personas aspiraban a formar parte del SNS-O.

 

Por último, el Sindicato de Enfermería y Fisioterapia apremia a la Administración que trabaje de forma efectiva para dar pasos reales en las convocatorias de OPEs pues no es entendible que, desde el mes de marzo, fecha en la que se anunció el número de plazas previstas, hasta el día de hoy, 4 meses después, no haya ninguna información relevante y nueva si, como se anunció en su día, se pretende hacer coincidir esta OPE extraordinaria con la del resto de comunidades autónomas que ya fueron convocadas para el primer semestre de 2019. De cualquiera de las formas, dice el Sindicato, la Administración ya va tarde una vez más.