Gran acogida de la jornada profesional sobre cronicidad, dependencia y afecciones neurológicas organizada ADACEN y SATSE Navarra

13 diciembre 2018

Se trataba de ofrecer una visión global de la efectividad de los cuidados, administrados en todas las fases de una patología, sobre la persona afectada y su calidad y existencia de vida

El Sindicato de Enfermería en Navarra, SATSE, y la Asociación de Daño Cerebral de Navarra, ADACEN, han organizado esta mañana una jornada dirigida a los profesionales de la salud para tratar de ofrecer una visión global de la efectividad de los cuidados, administrados en todas las fases de una patología, sobre la persona afectada y su calidad y existencia de vida.

 

La jornada, que ha sido inaugurada por Ana Carmen Sanz, jefa de Área de Enfermería del Complejo Hospitalario de Navarra y coordinadora de la Guía de Buenas Prácticas de Atención al Paciente con Ictus, por Francisco Fernández, director-gerente de ADACEN y Mª José Algarra, secretaria autonómica de SATSE Navarra, ha contado también con las ponencias de diferentes profesionales del ámbito de la salud como son Enfermería, Fisioterapia, Medicina, Psicopedagogía, Trabajo Social o Recursos Humanos, así como con los testimonios de usuarios de la Fundación ADACEN.

 

Desde el inicio de la jornada se ha puesto de relieve, tal como ha introducido Mª José Algarra, que “la intervención de la Enfermería y la Fisioterapia a nivel de cuidados y acompañamiento de la persona afectada y su familia desde el abordaje inicial de la afección hasta la fase de estabilización son fundamentales, hasta el punto de incidir directamente en la mejora física y psicosomática”.

 

Por su parte, Ana Carmen Sanz, ha explicado que “la evidencia científica ha demostrado que la planificación y ejecución de los cuidados de la persona afectada deben acompañar al paciente desde las primeras fases de intervención, pasando por las fases intermedias de rehabilitación donde los cuidados activos son fundamentales para el control de las dificultades asociadas a distintas afecciones  y, finalmente, el acompañamiento fundamental de la Enfermería y la Fisioterapia en la etapa de cronicidad mediante el establecimiento de planes de cuidados que ayuden a las personas y sus familiar a conocer, convivir y sobrellevar los déficits motores y cognitivos”

 

Por otro lado, el gerente de ADACEN, ha explicado que los esfuerzos se centran cada vez más en fomentar la funcionalidad y autonomía de la persona afectada en su contexto habitual. A este respecto, indica Fernández, “el desfase entre lo que la persona puede hacer y lo que demande el medio físico y social que le rodea ha llevado a acentuar cuestiones relacionadas con la calidad de vida, y a convertir el objetivo del tratamiento en el mantenimiento de la máxima funcionalidad”. Y ha destacado que “además supone un nuevo reto fomentar la participación de las personas con discapacidad en los mismos contextos que el resto de las personas”.

 

Organizaciones como ADACEN trabajan en la atención a estas personas tras la fase subaguda generando modelos flexibles e innovadores en la incorporación de metodologías de atención y tecnologías no solo rehabilitadoras sino que promuevan la autonomía.

 

Algunas de las conclusiones de la jornada dejan patente el rol indispensable de la Enfermería en el día a día de estos pacientes, donde los profesionales están a pie de cama, y donde la necesidad de cuidados especializados son determinantes en todas las fases de la patología.

 

Por último, la jefa de Área de Enfermería, Ana Carmen Sanz, ha señalado que “El Complejo Hospitalario de Navarra, que fue reconocido el pasado mes de febrero como Centro Comprometido con la Excelencia en Cuidados por las Buenas Prácticas de Enfermería, trabaja día a día para que cualquier persona con una afección neurológica reciba los cuidados especializados pertinentes con la total seguridad que debe dar un servicio público”

 

Día Mundial de la Disfagia

 

Esta jornada profesional sobre cronicidad, dependencia, afecciones neurológicas y la efectividad de los cuidados, coincide con el Día Mundial de la Disfagia. Esta celebración es un altavoz para todas aquellas personas que sufren los trastornos de la alimentación y la deglución derivados de un daño físico o neurológico.

 

El Sindicato de Enfermería en Navarra, SATSE, y la Asociación de Daño Cerebral de Navarra, ADACEN, se han sumado a la celebración organizando a mitad de la jornada, una degustación de alimentos texturizados para personas con déficits de deglución.