"Es hora de acabar con el copago una vez recuperada la Sanidad Universal"

31 julio 2018
NO al copago sanitario

SATSE reclama a la ministra de Sanidad que el siguiente paso sea el acabar con el copago farmacéutico a las personas jubiladas, al ser una medida injusta que conlleva desigualdades sociales y más carga burocrática.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, considera que la ministra de Sanidad, Carmen Montón, ha dado un paso positivo en la buena dirección al recuperar el acceso universal al Sistema Nacional de Salud (SNS), y le ha reclamado que ahora se trabaje para acabar con cualquier fórmula de copago en el ámbito sanitario y para aumentar el porcentaje del Producto Interior Bruto (PIB) destinado a la sanidad pública.

SATSE ha valorado positivamente la aprobación, por parte del Consejo de Ministros, del Real Decreto que permitirá que toda persona residente en nuestro país pueda acceder a los servicios sanitarios que ofrece el SNS, y espera que, una vez entre en vigor, cualquier ciudadano no tenga ningún problema a la hora de beneficiarse de un derecho básico como es el de la atención sanitaria.

La organización sindical se posicionó en su momento en contra de la normativa que excluía del Sistema Nacional de Salud a ciudadanos como los que se encuentran en una situación de irregularidad en nuestro país, y, por ello, reitera que la medida impulsada desde el departamento de Carmen Montón es justa y coherente con el principio universal de asegurar una atención sanitaria de calidad a todas las personas.

Asimismo, el Sindicato de Enfermería demanda al Ministerio de Sanidad que trabaje de manera conjunta y coordinada con las distintas consejerías de salud autonómicas para que este derecho vaya acompañado de los recursos materiales y humanos necesarios para asegurar un normal funcionamiento en los centros sanitarios.

De otro lado, SATSE ha recordado que siempre se ha mostrado contrario a cualquier fórmula de copago en el ámbito sanitario, al entender que los pacientes y ciudadanos que necesitan la atención del Sistema Nacional de Salud ya pagan por los servicios que reciben, a través de sus impuestos, y que existen distintas alternativas que mejorarían la situación de nuestra sanidad sin tener que recurrir a cobrarles dinero cuando reciben la prestación sanitaria.

Por ello, reclama a la ministra de Sanidad que el siguiente paso a dar por su departamento sea el acabar con el copago farmacéutico que, en la actualidad, grava a las personas jubiladas. “Es una medida injusta que castiga a la persona enferma y a los más débiles, y, además, conlleva desigualdades sociales y más carga burocrática", apunta.

Otra demanda del Sindicato de Enfermería a la ministra de Sanidad para asegurar una atención sanitaria universal y de calidad en nuestro país es aumentar el porcentaje del Producto Interior Bruto (PIB) destinado a la sanidad pública hasta el 7 por ciento, un objetivo que públicamente ya ha manifestado que comparte con la organización sindical.

La organización sindical ha reclamado en numerosas ocasiones una mayor inversión en la sanidad pública española después de años en los que se ha ido debilitando y deteriorando el Sistema Nacional de Salud por la continua reducción del gasto sanitario, pasando del 6,7 por ciento del PIB en 2009 al actual 5,8 por ciento.