El TSJC falla a favor de una enfermera embarazada en una demanda de SATSE Tenerife contra la MAC

17 mayo 2018

Los tribunales han vuelto a dar la razón al Sindicato de Enfermería, SATSE, al reconocer el derecho de una enfermera embarazada a que le sea reconocida la situación de riesgo durante el embarazo y al pago de las prestaciones correspondientes. SATSE Tenerife muestra su satisfacción por esta nueva sentencia contra la Mutua de Accidentes de Canarias (MAC).

Esta sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias declara que la demandante tiene derecho a percibir el cien por cien de todas las prestaciones de baja por riesgo en el embarazo y desestima la demanda interpuesta por la Mutua de Accidente de Canarias, a la que, además, condena al pago de las costas del recurso.

Para Ramona Mendoza, Secretaria Provincial de SATSE Tenerife, “esta sentencia es un nuevo paso en la defensa de los derechos de las mujeres trabajadoras, como es el caso de las profesionales de enfermería, y un nuevo toque de atención a la Mutua por interpretar a su conveniencia la legislación vigente en materia de prevención”.

El Sindicato de Enfermería recuerda que ha presentado una serie de demandas frente al INSS, la MAC y el SCS como reclamación de las prestaciones por riesgo durante el embarazo de varias enfermeras. En este sentido, explican que “a pesar de su situación de riesgo y ante la imposibilidad de adaptar su puesto de trabajo, la Mutua ha querido abocar a estas profesionales a una situación de incapacidad temporal, quitándoles el derecho a percibir el cien por cien de su salario”.

La Sanidad canaria cuenta con una gran plantilla de mujeres profesionales y el riesgo derivado del embarazo y la lactancia se debería tener muy en cuenta en la determinación de los puestos de trabajo. Sin embargo, el SCS ya reconoció que no existen puestos adaptados y la Mutua se dedica a rechazar de forma arbitraria los permisos por riesgo de las profesionales embarazadas. “Las profesionales no deberían ser las víctimas de esta situación. No tendrían que estar luchando por sus derechos frente a la MAC, la entidad encargada de autorizar o no, la suspensión del contrato por riesgo durante el embarazo”, añade Ramona Mendoza.

Además, el Sindicato explica que, en todos los casos denunciados, ha sido la enfermera embarazada, la que ha solicitado la adaptación del puesto de trabajo, con objeto de estar exenta de riesgos, tal y como establece la legislación vigente y que, quien está vulnerando la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, es la Mutua. Así, la propia empresa ha comunicado a las enfermeras que no podía garantizar la eliminación de riesgos y que, al no disponer de puestos de trabajo exentos de riesgos, se declaraba la suspensión del contrato de trabajo y, por tanto, tenían derecho a la prestación por riesgo en el embarazo a cargo de la mutua. Sin embargo y, de forma reiterada, todos los informes fueron desestimados por la Mutua.

Así mismo, SATSE manifiesta “que no entiende que una empresa contratada por la propia Administración para garantizar la cobertura sanitaria de los profesionales, tenga que ser llevada ante la justicia por no cumplir con su cometido y aplicar de forma arbitraria la Ley de Prevención de Riesgos Laborales”.

Por último, el Sindicato recuerda que el Diputado del Común ha dado la razón a SATSE y ha instado en varias ocasiones a la Mutua y al SCS a garantizar la seguridad de la profesional y de su futuro hijo y, por tanto, a cumplir con la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.