El Plan Estratégico de Salud Mental anunciado por el consejero Villegas adolece de enfermeras especialistas en Salud Mental

10 julio 2018

Las enfermeras de Salud Mental son las grandes olvidadas y menospreciadas por el Servicio Murciano de Salud a la hora de gestionar recursos o simplemente ser reconocidas.

Carecen de estructura en los centros extra-hospitalarios y son minoría en relación con Psicólogos y Psiquiatras, duplicando o triplicando en número estos últimos, a pesar de atender los mismos pacientes. Esta situación demuestra la necesidad de contar con profesionales especializados en los servicios de atención a la salud mental, una situación que no se produce en el caso de la enfermería. Los expertos señalan que el acoso escolar es un elemento relevante en materia de salud mental, dado que multiplica por dos el riesgo de patología psiquiátrica y por tres el riesgo de suicidio. También hay más personas con trastorno mental no tratados que tratados. Esto no ocurriría tan frecuentemente con un mayor número de enfermeras especialistas de salud mental que incidiesen en los cuidados preventivos.

Actualmente existen enfermeras especialistas que pese haber sido contratadas a través de la bolsa de empleo de esta especialidad no se le reconocen sus retribuciones, pagándoles como enfermeras generalistas.

En el caso hospitalario se produce la misma situación, una sola enfermera tiene que atender en turno nocturno a 24 pacientes en hospitales como el Reina Sofía de Murcia. Es vergonzosa la actitud que se está teniendo con estas profesionales por parte del Servicio Murciano, a pesar de las denuncias reiteradas por nuestra parte.

Las Enfermeras de Salud Mental son profesionales que se han titulado con dos años más de especialización alcanzando un mayor conocimiento en cuidados mentales y adquiriendo competencias para educar en esta especialidad a personas, grupos y comunidades, competencias en investigación y gestión de servicios de salud mental.

 Una vez más el consejero actúa de cara a los medios de comunicación, estando más pendiente de su imagen que de arreglar los problemas asistenciales reales, los cuales trata de enmascarar saliendo a través de una publicidad permanente. En su caso es cierto aquello de por la foto y la medalla…