Con 28 enfermeras no se resuelven los problemas de las Residencias públicas

20 abril 2018
Si con acabamos con la precariedad, NO habrá nadie que cuide de nuestros mayores

La Agencia Madrileña de Atención Social (AMAS) considera que la precariedad y las malas condiciones existentes en las Residencias públicas se ‘soluciona’ creando 28 puestos de Enfermería, el 6,8% del total de las plazas que se pretenden convocar.

SATSE Madrid ha tenido conocimiento del plan de creación de nuevos puestos de trabajo en la Agencia Madrileña de Atención Social (AMAS) para 2018 y que se traducen en 409, aunque únicamente el 6,8% (28) corresponderán a profesionales de enfermería y 11 a fisioterapeutas.  

Enfermeras y fisioterapeutas son los profesionales sanitarios más demandados por los residentes de las residencias públicas ya que son ellos, principalmente, los que proporcionan, con sus cuidados, una mayor calidad de vida a los residentes pero la nueva oferta de empleo del AMAS se olvida de ellos.

“Hay que recordar, explica Recesvinto Valiente, portavoz de SATSE Madrid en el AMAS, que en lasr esidencias públicas no sólo tienen acogida residentes mayores sino otros usuarios con diversos grados de dependencia y/o vulnerabilidad y son los profesionales de enfermería y fisioterapia los que, con su trabajo, facilitan la mejora en su calidad de vida”.

Una infradotación en las plantillas de estos profesionales dificulta e, incluso, impide que se desarrollen correctamente los programas de cuidados que podrían llevarse a cabo. La pretendida ampliación de plantillas que se ha diseñado desde la Agencia Madrileña de Atención Social “es una burla hacia estos profesionales ya que estos 28 nuevos puestos son los que habitualmente pueden faltar por bajas, permisos, etc. Seguiremos infradotados en estas categorías, esenciales para el correcto funcionamiento de los centros dependientes del AMAS”, afirma.

De igual forma, desde SATSE Madrid se indica que “el aumento de la plantilla debería ir acompañada de una mejora de las condiciones laborales de los que ya están en activo, lamentables en muchas ocasiones”.

En este sentido, Recesvinto Valiente ha recordado que, hoy en día, “son pocos los profesionales que quieren trabajar en el AMAS, tanto por sus deficientes condiciones laborales, por sus bajos salarios así como por la falta de reconocimiento de su labor asistencial”.

Plazas sin cubrir

“Podría ocurrir como ya ha pasado en otras convocatorias: Que no se cubran todos los puestos ofertados. Los profesionales de enfermería y fisioterapia no están dispuestos a tener que soportar diariamente las duras condiciones que sufrimos los que trabajamos en el AMAS y, además, con salarios claramente inferiores a los del SERMAS y sin la posibilidad de mejorar o de trasladarnos a otros destinos”.

De igual forma, Recesvinto Valiente se refirió a la elevada precariedad laboral existente en el AMAS. “Se van a crear 28 nuevos puestos de trabajo para enfermería pero ¿qué solución se va a dar a los cientos de enfermeros y enfermeras que tienen contratos precarios? ¿Se convocará una OPE de consolidación para que ese personal pueda optar a un puesto de trabajo estable?”.