SATSE arranca un compromiso del IB-Salut para solucionar el perjuicio retributivo que sufren las enfermeras embarazadas

23 noviembre 2018

SATSE lo ha conseguido. La presión ejercida por el Sindicato de Enfermería durante los últimos años, denunciando y reclamando ante los tribunales la pérdida retributiva que sufre una enfermera embarazada, han arrancado un compromiso del IB-Salut, que dedicará una partida presupuestaria el próximo año para solucionar este tema.

valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Haz tu comentario

SATSE lo ha conseguido. La presión ejercida por el Sindicato de Enfermería durante los últimos años, denunciando y reclamando ante los tribunales la pérdida retributiva que sufre una enfermera embarazada, han arrancado un compromiso del IB-Salut, que dedicará una partida presupuestaria el próximo año para solucionar este tema. Así lo anunciaron ayer en la reunión de la Comisión Técnica de la Mesa Sectorial de Sanidad.

El Sindicato de Enfermería en las Illes Balears lleva muchos años trabajando para procurar la protección de las enfermeras embarazadas, instando a la administración a que adopte las medidas oportunas y las ubique en puestos adecuados que garanticen la seguridad y la salud, tanto de la madre como de su bebé.

El cambio de puesto de trabajo supone en la práctica totalidad de los casos una merma importante en las retribuciones, dado que se deja de percibir el complemento de atención continuada -noches, guardias, festivos y turnicidad. Lo cual significa, que el coste que supone garantizar la protección de la salud, es asumido directamente por la profesional embarazada y no por la empresa como así lo establecen las normativas reguladoras vigentes.

SATSE inició en mayo del pasado año una campaña de reclamaciones, advirtiendo a las gerencias de que no eliminaran el pago de la atención continuada y en el caso de que ya se hubiera hecho, solicitando la devolución del importe sustraído. La respuesta a la totalidad de los recursos fue denegatoria, motivo por el cuál, este sindicato, además de denunciarlo en los medios de comunicación y en todos los foros oportunos, interpuso el pasado 30 de Octubre más de 40 demandas ante el juzgado contencioso-administrativo, al entender que se podría estar incurriendo en una discriminación por razón de género hacia la enfermera embarazada.

Finalmente ayer todo este trabajo por fin dio sus frutos.  El IB-Salut nos informó que se habían sensibilizado con nuestra reivindicación y que destinarán una partida presupuestaria para el próximo año con el fin de dar solución al perjuicio retributivo que sufren las profesionales embarazadas. En breve se nos concretará el procedimiento que el Servicio de Salud implantará para acabar con esta merma salarial.

Desde el Sindicato de Enfermería en las Illes Balears queremos dar las gracias  a todas aquellas enfermeras que han colaborado de manera activa con nosotros durante todo el proceso de denuncia y visibilización de este problema.

Añade tus comentarios

Debes estar identificado para subir comentarios

Comentarios (0)

No hay ningún comentario