SATSE La Rioja exige que se piense más en prestar un servicio público de calidad que en recortar

06 junio 2018

El Sindicato de Enfermería denuncia el déficit de personal, así como la falta de espacios y el cierre de camas. La Consejería de Salud es incapaz de solucionar un problema que "pone en riesgo la salud de la población y de sus trabajadores".

La saturación que se ha registrado esta semana en el servicio de Urgencias del Hospital San Pedro pone una vez más en evidencia la pésima gestión de la Consejería de Salud. Tan solo han hecho falta cuatro días desde el cierre de la cuarta planta para que los usuarios y los trabajadores de Urgencias vuelvan a sufrir el colapso de dicho servicio. Desde SATSE volvemos a denunciar, como ya se hizo en los meses de enero, febrero, marzo, y abril, e incluso con la entrega de más de 3000 firmas a la consejera en este sentido, las carencias del Seris y la incapacidad de sus responsables para resolver este problema. “Y no nos cansaremos de denunciar y exigir que, de una vez por todas, se piense más en los ciudadanos y menos en cerrar camas. O lo que es lo mismo, se piense más en prestar un servicio público de calidad y menos en recortar”, insiste Marta Sáenz-Torre, secretaria autonómica de SATSE La Rioja. Y es que, lo que no se puede pretender es resolver las Listas de Espera cerrando camas “porque eso repercute directa, y muy negativamente, en el funcionamiento de todo el Hospital, incluida la saturación de Urgencias”.

En esta ocasión no es invierno, no hay gripe, pero sí seguimos teniendo una población que cada vez con más frecuencia necesita acudir al servicio de Urgencias. "Lo que sí hay es déficit de personal en Atención Primaria y Especializada, falta de camas y falta de espacios, ante lo que nuestros responsables sanitarios mantienen el empecinamiento de cerrar unidades de hospitalización. Una parte de la cuarta planta ya está cerrada , al parecer, está previsto hacer lo mismo con un control de la tercera en los próximos días. Con todos estos ingredientes lo que se cocina es el fracaso en la gestión sanitaria del Gobierno de La Rioja y, lo que es más grave, la situación de caos, de inseguridad y de riesgo tanto para pacientes como para profesionales, que se vuelven a ver saturados en sus puestos de trabajo. 

A pesar de lo reiterativo de esta situación, de las denuncias realizadas por sindicatos, partidos y de la ciudadanía en general, no solo en lo que va de 2018 sino también en años anteriores, la Consejería de Salud es incapaz de solucionar un problema que, insistimos, pone en riesgo la salud de la población y de sus trabajadores. Y es que la saturación del Hospital San Pedro no solo afecta a Urgencias, si no que implica la alteración de la dinámica habitual del hospital con lo que lo último que se debe hacer es cerrar unidades de hospitalización.