SATSE-Córdoba denuncia que la reanimación postquirúrgica del Reina Sofía está al borde del colapso asistencial.

21 mayo 2018

La presión asistencial en este Servicio es tal que se está atendiendo a los pacientes en unas condiciones comparables a un Hospital de Campaña: falta de material, escasez de Personal, altas precoces…, también está asumiendo otros que por sus criterios clínicos deberían estar ingresados en la UCI.

El Sindicato Profesional de la Enfermería considera temerarias tanto las condiciones de trabajo que sufren los Profesionales como las precarias condiciones en las que reciben los cuidados necesarios los pacientes en la Unidad de Reanimación del Reina Sofía. Unas instalaciones obsoletas, plantilla insuficiente, escasez de material y una gestión presidida por una continua improvisación están en el origen del caos asistencial que se está sufriendo en los últimos días.

Asegura SATSE que la Dirección Gerencia ya es conocedora desde hace tiempo de todas estas carencias gracias a las continuas denuncias del Sindicato pero que, hasta la fecha, no ha hecho nada para garantizar una asistencia sanitaria más digna y segura en este Servicio. En este sentido, los Delegados Sindicales de SATSE han podido comprobar “in situ” durante los días 15 y 16 de Mayo las pésimas condiciones en las que tiene que realizar su trabajo el Personal de Reanimación: una Unidad desbordada, repleta de pacientes recién operados, con todos los respiradores ocupados (teniendo que pedir prestado alguno a UCI), sin bombas de infusión de medicación disponibles, con pacientes de Cuidados Intensivos ocupando camas necesarias para atender a los enfermos que salen de Quirófano, con altas  precoces a planta para, posiblemente, dejar camas libres en la Unidad… en definitiva, una situación más propia de un Hospital de Campaña que de un Hospital del máximo nivel, buque insignia de la Sanidad Andaluza. En este sentido lamenta SATSE que, tras la reciente reforma y ampliación de la UCI de adultos, nos encontremos que ya se ha quedado pequeña para atender a los pacientes que precisan ingresar allí, teniendo que ingresarlos en Servicios periféricos inapropiados como es la Reanimación.

Como ya ha señalado SATSE en numerosas ocasiones, es urgente dar una solución definitiva a esta problemática que está afectando gravemente a la calidad y seguridad asistencial. Para ello sería necesario realizar una reforma integral e inmediata de la Unidad de Reanimación para dotarla de espacios capaces de absorber el mayor volumen de pacientes intervenidos quirúrgicamente, a lo que habría que sumar, como no podría ser de otro modo, una mayor dotación de Profesionales (Enfermeras, Anestesistas, Auxiliares…) y medios técnicos suficientes (respiradores y demás aparataje). Finaliza SATSE asegurando que mientras que no se pongan en marcha esas medidas, se continuará ofreciendo una asistencia sanitaria precaria e indigna a los miles de ciudadanos que pasan por este Servicio una vez operados en el Reina Sofía.