Los Presupuestos Generales aprietan aún más la soga en el cuello que tiene la Sanidad Pública

31 mayo 2018

El Sindicato de Enfermería denuncia que desde 2009 se ha ido registrando una continua reducción del gasto sanitario en España, pasando del 6,7 al 5,8 por ciento.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha denunciado que la reciente aprobación, en el Congreso de los Diputados, del proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2018 supone apretar aún más la “soga en el cuello” que se puso ya hace unos años al Sistema Sanitario público de nuestro país.

SATSE critica que las cuentas generales del Estado para este año nos alejen, un año más, de los países de nuestro entorno en cuanto a gasto sanitario, al  reducir en dos décimas el porcentaje del Producto Interior Bruto (PIB) destinado a Sanidad, pasando del 6 al 5,8 por ciento. “Quien diga que no continúan los recortes en Sanidad, miente descaradamente”, subraya.

Al respecto, el Sindicato de Enfermería recuerda que desde 2009 se ha ido registrando una continua reducción del gasto sanitario en España, pasando del 6,7 al actual 5,8 por ciento, que no está vinculada a una mayor eficiencia y control en el mismo, y cuyo resultado es una incuestionable pérdida de la calidad en la atención a los ciudadanos y unas peores condiciones para los profesionales sanitarios.

Ante esta realidad, el Sindicato de Enfermería defiende un aumento progresivo del porcentaje del PIB destinado a la Sanidad pública de nuestro país hasta alcanzar, al menos, el 7 por ciento y permitir así disponer de los recursos necesarios para mejorar la calidad del sistema, la accesibilidad al mismo y reducir la sobrecarga de los profesionales. Se trata de una cifra similar a la media de los países de la Unión Europea, la cual no ha sufrido descensos significativos en los últimos años, apunta.

Asimismo, SATSE lamenta que el manifiesto desinterés por la sanidad pública española de los gobiernos de los últimos años empieza a dar “indeseados frutos” como que España haya dejado de encontrarse entre los 10 países con mejor sanidad del mundo, según un reciente estudio publicado por la prestigiosa revista The Lancet, tras medir la calidad de los sistemas sanitarios de los cinco continentes.

Desde la organización sindical se remarca también el hecho de que, “mientras la sanidad pública va a la baja, la sanidad privada ha experimentado un crecimiento exponencial, lo que beneficia a unos pocos pero no a la generalidad de los ciudadanos de un país que pagan sus impuestos para tener una atención sanitaria pública segura y de calidad en su hospital, centro de salud…”

“Si queremos una sanidad publica precaria y, cada vez, con mayores déficits, vamos en la buena dirección”, lamentan desde SATSE, reiterando la necesidad de que desde Gobierno y partidos políticos se dé un giro de 180 grados y se apueste, con hechos y no sólo con palabras, por una sanidad pública con más recursos y más eficiente.

Por último, el Sindicato subraya la importancia de que “la política tenga en cuenta a las personas”, en este caso, a los profesionales de Enfermería que conocen en profundidad los problemas y necesidades existentes, así como las medidas para mejorar al Sistema. En este sentido, reclama que la participación de los mismos en los órganos en los que se adoptan las decisiones que afectan al día a día no sea solo “de cara a la galería” y que realmente sea tenida en cuenta, algo que, en la mayoría de la ocasiones, no sucede.