La gripe vuelve a constatar las deficiencias de nuestro sistema sanitario

11 febrero 2019
La falta de enfermeras colapsa las Urgencias

SATSE denuncia que la práctica totalidad de los servicios autonómicos de salud han vuelto a reaccionar “tarde y mal” por la falta de planificación, plantillas y recursos, 

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha denunciado que los pacientes y enfermeras y enfermeros de los servicios de Urgencias de muchos hospitales de nuestro país han vuelto a ser este año los grandes perjudicados del claro desinterés de los distintos servicios de salud autonómicos por evitar la saturación y colapsos que se producen de manera recurrente con la llegada de la gripe.

El Sindicato de Enfermería ha venido criticando en los últimos días en las diferentes comunidades autónomas que la práctica totalidad de los servicios de salud han vuelto a reaccionar “tarde y mal” ante un problema que saben que se va a volver a registrar en la mayoría de los centros hospitalarios  porque así sucede año tras año.

En este sentido,  la organización sindical reitera que los servicios de salud saben perfectamente que la llegada de la gripe conllevará un importante aumento de personas que acudirán a los servicios de Urgencias para ser atendidos y, salvo contadas excepciones, hasta que éstas se saturan y colapsan no se plantean tomar decisiones al respecto.

Las principales consecuencias de esta mala planificación en recursos humanos  y materiales son pacientes en camillas y sillas de ruedas por los pasillos, esperas de resultados superiores a las 48 horas, espacios sin cortinas ni biombos que ofrezcan cierta intimidad y profesionales sanitarios absolutamente desbordados, especialmente las enfermeras y enfermeros, afirman desde SATSE.

“Las gerencias de los distintos centros hospitalarios solo toman cartas en el asunto cuando se han vivido distintos episodios o situaciones de colapso y desbordamiento y lo suelen hacer poniendo parches temporales, como el reforzamiento puntual de las plantillas o la apertura de nuevas camas, y no en todos los casos”, asevera el Sindicato.

Una lamentable realidad que, según SATSE, se repite, año tras año, por el claro interés de las distintas administraciones sanitarias públicas por ahorrar dinero   en lugar de aumentar los recursos humanos y materiales que resulten necesarios durante las semanas en las que todos los años la incidencia de la gripe es mayor entre los ciudadanos.

En este sentido, el Sindicato de Enfermería recalca que, haciendo una planificación apropiada en todas las comunidades autónomas, se deben aumentar previamente las plantillas y las camas disponibles en los hospitales, así como reforzar los equipos en los centros de Atención Primaria, desde donde, además, se puede incidir de manera notable en un uso racional de los recursos sanitarios.

Algunos de los centros que se han visto saturados y desbordados en días pasados son los hospitales La Paz y 12 de Octubre, en Madrid; el Hospital Son Espases, en Baleares; los hospitales de Torrelavega y Reinosa, en Cantabria; el Hospital Universitario de Canarias y Nuestra Señora de la Candelaria, en Canarias; el Hospital del Bierzo, en Castilla y León; los Hospitales de Valme, Reina Sofía y Puerta del Mar, en Andalucía; el Hospital Virgen de la Salud, en Castilla-La Mancha, o los hospitales Vall d’Hebrón y Josep Trueta, en Cataluña.